lunes, marzo 29, 2010

Diferencias entre AMOR, CAPRICHO Y LUJURIA



Cada etapa de nuestra vida nos hace ”aclararnos” un poco respecto a estos sentimientos.

Cada persona que llega a nuestras vidas, de manera de especialmente atractiva, hace que se despierte un arcoíris de emociones que –naturalmente- se nos hace dificultoso distinguir de principio sobre lo que sucede realmente en nuestro interior y cómo debemos tomárnoslo.

La gran diferencia entre hombres y mujeres, está en nuestras hormonas, son ellas las grandes hacedoras de nuestros “puentes emocionales”. Hasta donde diferenciar si "ése" sentimiento sea tan desequilibrante como un frágil puente colgante sobre un caudaloso río… o muy fuerte y antióxido como el acero; o tan peligroso de cruzar porque es estrecho y carece de asideros; también podría ser tipo chiclet que al estírarlo tanto se rompe .. es posible que sea de cristal, que a la primera caída se resquebraje.

Distinguir si lo que sentimos por esa persona especial es Amor, Capricho o Lujuria, no lo veo tan difícil si nos damos el tiempo para conocerle un tiempo antes de entregarnos a la exquisita aventura del “darse” al otro.

Las novelas, las pelis románticas y las series de amor y pasión, aunque a la mayoría nos haya hecho soñar, ilusionar o abrir nuestra imaginación, nunca han sido buenas consejeras. En nombre del Amor se ha escrito más literatura que cualquier otro tema a lo largo de la historia, ya que es un tema eterno y atemporal, pero ya muchos como en mi caso, estamos asqueados que este sentimiento se haya deformado y prostituído con bajo falsos esquemas, trillados conceptos, cursilerías de pacotilla y obsoletas versiones.

Para distinguirlos, no será una tarea sencilla, pero al comenzar a diseccionar los sentimientos y realizar un balance conciente de lo que esa persona nos ha hecho sentir, lo podemos visualizar más claro y comenzar a poner las "barbas en remojo"…

El Amor debe hacernos sentir felices, ilusionados y enamorados de la vida…El sentimiento que tengamos al lado de esa persona debe ser algo parecido a sentirnos realizados, auténticos, amados. Y aunque veamos obstáculos en la vía para estar al lado de esa persona, valdrá la pena salir a derrumbarlos. El Amor de esa persona será nuestra gran recompensa.

Pero si al creernos “enganchados” por alguien sentimos, angustia, ansiedad, temor, nos causa daño estar a su lado o la mayor parte del tiempo nos causa tristeza, sin duda se trata de un simple Capricho o una encantadora Lujuria. Si elegimos dejar entrar en nuestra emocionalidad cualquiera de estos sentimientos, bajo una falsa excusa de "Pasionalidad", debemos acarrear con las consecuencias.. así de fácil!

Así los distingo:

Los vicios.. Es Lujuria

Los amigos… Es Amor

Lo material… Es Capricho

La familia unida…Es Amor

Dios… Es Amor

El sexo sin sentimiento.. Es Lujuria

El sexo con sentimiento.. Es Amor

Nuestras mascotas…Es Amor

El Sentir Patrio… Es Amor

La comunión espiritual con otro ser.. Es Amor

La solidaridad con los menos afortunados.. Es Amor

Hacer empatía con otra persona… Es Amor

Acumular riquezas innecesarias… Es Lujuria

Los celos… Es Lujuria

La envidia.. Es Lujuria

Perdonar…Es Amor

Desear hacer el bien, sin mirar a quien… Es Amor