viernes, agosto 20, 2010

Amores Intoxicantes

“Mientras creamos que alguien más tiene el poder de hacernos felices, estaremos poniéndonos a nosotros mismos como víctimas”.

Uno de los problemas más grandes con las relaciones en esta sociedad, es que el contexto con el que las abordamos es intensamente limitado y tristemente dañino. Se nos instala en la mayoría de los seres humanos un sentimiento que tiene que ver con un sentimiento parecido a una clase de "Masoquismo Delicioso" en  el "Sufrir por Amor" o el de "Sacrificarnos por una Meta". Nunca nos paramos a pensar o siquiera sospechar que ello es "culturalmente aprendido".

Desde niños se nos enseñó que la meta era "Destacarse"... "Casarse con una persona bien... si era rico, mucho mejor"; aunque sea... tener una relación de pareja...alguien con quien compartir nuestras vidas. O al menos tener una profesión... Un trabajo estable; Un status Quo social;

Esta historia comienza en nuestra niñez, a través de los Cuentos de Hadas sobre el Príncipe y la Princesa que vivieron felices para siempre. Se perpetúa a través de novelas, películas y libros en donde “ella encuentra románticamente a su príncipe”, "la chica pobre conoce al chico rico...o viceversa"; "se presentan los miles de obstáculos para que ellos sean felices";  “el chico pierde de vista a la chica” y, finalmente... "ámbos se encuentran por mera casualidad un día, y a partir de allí se casan y son felices por siempre”. Las canciones que te gustan tienen una letra con algo parecido a esto: “La vida no es nada sin tí”, “Cuando te fuiste me quedé muerto” “Tú eres el aire que respiro”.  Todas estas escenas y situaciones describen el tipo de amor -falso- que hemos aprendido conforme crecimos, la vivenciamos y la asumimos como nuestra droga por conveniencia, como lo que puede más que nuestra propia voluntad; nuestro  Poder Superior. Esto Amig@s.... lamento darles las malas noticias de que se tratan simplememte de  "Amores Tóxicos".


Desde el mismo momento cuando consideramos que sin la presencia de otro ser humano o situación específica -se trate de padres, hijos, parejas, amigos, trabajos, etc.- no podemos SER FELICES Y PLENOS, lo empezaremos a considerar  como nuestro "Poder Superior"; entonces comenzaremos a enfrentar la experiencia de fracaso en lo que sea que estemos tratando de lograr; pués, le restamos Poder a nuestro propio PODER PERSONAL.

Cuando un día nos damos cuenta que consecuentemente terminamos sintiendo por la otra persona, viviendo para la otra persona; obsesionándonos por lo que pueda ocurrirle a la otra persona; basando nuestras decisiones o planes en esa otra persona.... Es porque no tenemos VIDA PROPIA. Vivimos para él -ella- -ellos-.

Lamentablemente nos han estado programando para fracasar en la satisfacción de nuestras necesidades en las Relaciones... sean del tipo: Romántico, Laboral, Sexual, Familiar, Amistoso, debido al sistema de creencias que se nos enseñó en la niñez y los mensajes que obtuvimos de nuestra sociedad o cultura, al ir creciendo. En toda relación siempre... siempre, existirán divergencias y puntos de vista.... Es lo más natural. Pero llegar al punto de obsecionarse por estos aspectos y provocar broncas que puedan dañar al uno o al otro de alguna manera, ralla en en el límite de "lo no soportable". Definitivamente habría que darles un STOP DEFINITIVO!!!

Nunca debe existir una meta que nos prohiba alcanzar aquello que nos lleve a “vivir felices para siempre”. Debemos considerarnos SERES COMPLETOS; aún cuando pensemos que no hemos encontrado a nuestra pareja del alma. ESO DE LA MEDIA NARANJA.... Era sólo un paradigma tonto... No somos mitades que no puedan completarse sin una relación...!Estamos en pleno 2010 por favor!!!
En nombre del Amor... verdadero,  no debería ser una obsesión dolorosa!
El nombre del Amor... No se debería,  permitir tomar un rehén o ser un rehén.
En nombre del Amor...No es algo que consume, que aísla, o que constriñe.

Pensar, Actuar o Dilucidar que no podemos estar completos o ser felices sin una relación, no es sano, y nos conduce a aceptar la privación y el abuso, y nos engancha en la manipulación, la deshonestidad y las luchas de poder.

El tipo de amor que aprendimos cuando crecimos es una adicción, una forma de amor tóxico.
Aquí hay una pequeña lista de las características del amor contra el amor tóxico (compiladas con la ayuda del trabajo de Melody Beattie & Terence Gorski.)
AMOR AMOR TOXICO
1 Desarrollo del ser como primera prioridad. Obsesión con la relación.
2 Espacio para crecer, expandirse; deseo de que el otro crezca. Seguridad, comodidad en la similitud; intensidad de la necesidad vista como una prueba de amor (que puede ser realmente miedo, inseguridad, soledad)
3 Intereses separados; otros amigos; mantener otras relaciones significativas. Involucrados totalmente; vida social limitada; negación de viejos amigos e intereses.
4 Alentarse mutuamente a expandirse; seguridad en la valía propia Preocupación por el comportamiento del otro; miedo a que el otro cambie.
5 Confianza apropiada (por ejemplo confiar que la pareja se comporte de acuerdo a su naturaleza fundamental). ; posesión; miedo a la competencia; protege “su inventario”.
6 Compromiso, negociación o tomar turnos para ser líder. Resolución de problemas en conjunto. El poder juega por el control; reproches; manipulación pasiva o agresiva.
7 Abrazar mutuamente la individualidad del otro. Tratar de cambiar al otro a nuestra imagen.
8 La relación se enfrenta con todos los aspectos de la realidad. La relación está basada en una falsa ilusión y en la evasión de lo que no es placentero.
9 Ambos se cuidan a sí mismos; el estado emocional no depende del otro. Expectativa de que uno arregle o rescate al otro.
10 Desapego amoroso (preocupación sana por el otro, mientras lo dejas ir) Fusión (estar obsesionado con los problemas y sentimientos del otro).
11 El sexo es una elección libre que crece desde el cuidado y la amistad. Presión sobre el sexo debido a la inseguridad, miedo y la necesidad de gratificación instantánea.
12 Habilidad para disfrutar en soledad. Incapaz de soportar la separación; estar pegados
13 Ciclo de comodidad y contento ciclo de dolor y desesperación

El Amor no debe ser doloroso. Hay dolor involucrado en cualquier relación, pero si es doloroso la mayor parte del tiempo, entonces algo no está funcionando.

No hay nada malo con desear una relación, es natural y saludable. No hay nada malo con querer una relación que dure para siempre – tener la expectativa de que dure para siempre es lo que es disfuncional. Las expectativas nos colocan en el papel de la víctima y provocan que nos abandonemos a nosotros mismos en la búsqueda de nuestra meta.
Si podemos comenzar a ver las relaciones, no como metas, sino como oportunidades para crecer, entonces podemos comenzar a tener relaciones más funcionales. Una relación que termina no es un fracaso o un castigo, es una lección.

Mientras nuestra definición de una relación exitosa sea que dure por siempre – estamos predestinados a fracasar. Siempre que creamos que debemos tener al otro en nuestra vida para ser felices, somos realmente solo un adicto tratando de proteger nuestro inventario – usando a otra persona como nuestra droga de conveniencia. Ese no es Verdadero Amor – Ni es Amoroso.
Robert Burney,
autor de “Codependence: The Dance of Wounded Souls” (“Codependiencia, la Danza de las Almas Heridas”)

No hay comentarios: