jueves, octubre 25, 2007

Mi Humilde Homenaje en el Mes del Amigo Virtual




De vez en cuando me gustaría...

Adentrarme en tu mirada, cuando estás melancólic@ y perdid@ para junt@s buscar mejores alegrías.

Adivinar tus pensamientos de ansiedad y de tristeza y ofrecerte mis melodías para que recuperes tus propias notas de ilusión y las entones con mayor fuerza.

Aliviar tus malestares y sanar tus heridas con una medicina dulce y más agradable a tus sentidos.

Darte mis dos manos cuando te sientas sól@, ofrecerte mi hombro cuando necesites un apoyo y abrazarte muy fuerte en tus momentos duros.

Ofrecerte mi sillón preferido cuando te vea cansad@ y masajear tus pies y tu cuello cuando te sientas agotad@.


Cocinarte mi mejor receta cuando tengas hambre y sentarte a mi mesa cuando necesites compañía.

Entonarte al oído una canción infantil cuando quieras regresar a tus mejores años de inocencia

Llevarte de vuelta a casa cuando te sientas perdido.

Elevarte con mis brazos para que no tropieces, y limpiar tu cuerpo cuando te hayas llenado de barro.

Tener la voz más hermosa para cantarte en tu cumpleaños, acompañarte en tus momentos de felicidad, disfrutar tus logros y reir contigo en tus momentos de gozo.

Decirte la palabra adecuada en el justo instante... el consejo perfecto cuando buscas soluciones.

Sin embargo, y aunque no pertenezco a ninguna religión, sé que estas maravillas sólo las puede hacer el Mejor e Insustituíble Amigo que todos tenemos: DIÓS cuya única condición que pide a cambio es que le permitas entrar en tu corazón.

Por eso, me gustaría por un instante ser una pequeña Diosa para estar a tu lado amig@ mí@

Posiblemente yo sea el peor modelo de amig@ seguir... a ver:
- No te visito frecuentemente; ni en tu casa, ni en tu blog, ni en tu space
- No te llamo nunca... o muy pocas veces
- Se me olvida tu fecha de cumpleaños, o no me he ocupado en averiguarla
- No te reenvío cadenas de mails
- No me voy contigo de fiesta
- No saco a pasear a tu perro
- No soy muy dulce diciéndote las cosas
- Me disuelvo en la distancia y en el tiempo muchas veces
- Casi nunca me detengo por mucho tiempo a cotillear contigo cuando te veo conectad@ en el chat

Darte mis excusas y explicarte mis porqués de estas "imperdonables" situaciones no me servirá de mucho, pero de lo que si quiero que estés segur@ es que siempre, siempre, siempre, estás en mis particulares "oraciones" diarias donde pido por tu salud, por tu felicidad, por tu bienestar y por la de los tuyos.

Hoy te pido disculpas: Por mi tiempo tan corto, por mi falta de memoria, por mi despiste tan pronunciado, por mis "locuras", por mi manera de pensar tan peculiar, por mi forma de actuar tan diferente a lo común.

Sin embargo... porque me importas, porque deseo tu bienestar, porque eres necesari@ para mi... y sólo por un instante, me gustaría de vez en cuando, convertirme en una pequeña Diosa para estar a tu lado amig@ mi@.

Mercedes

No hay comentarios: