sábado, noviembre 24, 2007

Día Internacional Contra La Violencia



Aunque aún no entiendo mucho el porqué exista sólo un día dedicado a este tipo de asuntos tan delicados cuando se trata de algo al que no debemos descuidar ni un segundo... Vale, por un momento me imagino que como van las cosas exista "el día contra el gilipollas", el "día contra el pederasta" o "el día contra el comecacas"... venga ya!; pero pensándolo del otro lado de la moneda posiblemente sea un día para permitirnos a todos reflexionar al respecto.

Aquí vá mi grano de arena por hoy:

Las personas Violentas en todos sus géneros -Física, Mental o Psicológicas- reflejan un sinónimo claro y significativo de Des-Amor desde su niñéz e inclusive desde que están en el vientre materno. Los que sufren de Des-Amor desde sus raíces lamentablemente se encuentran entre las estadísticas de convertirse de adulto en peligrosos Maltratadores y finalmente en potenciales Criminales. Ellos creen necesitar más que nadie, y buscan obsesivamente obtener esa Energía del Amor que sienten que les fué negada o que no obtuvieron en su medida adecuada; para ello intentan obtener -a toda costa- algún tipo de Atención (lo que ellos llaman "Amor") y cuando no lo consiguen o ven peligrar lo poco que creen tener, estalla en su cerebro el chip de la Violencia -que todos llevamos adherida también- pero de manera incontrolable, lo que les hace convertir en una peligrosa máquina de muerte y destrucción que irónicamente descarga su ira en los seres que más creyeron en el.

Principales carácteristicas de este tipo de personas:

- Quienes tienen el hábito de enfadarse a las primeras de cambio.

- Quienes siempre creen y quieren tener la razón y "explotan" cuando no se las dan.

- Quienes lloran por cualquier nimiedad, o se burlan, o se rien exageradamente de cualquier persona o situación (son extremistas en sus expresiones para intentar auto-anular su sentimiento contrario).

- Quienes a falta de otros recursos utilizan la obcenidad o la humillación verbal y psicológica para amedrentar a quienes están en desacuerdo con ellos.

- Quienes no les importa pasar por encima de nadie para conseguir algún tipo de ambición o meta.


- Quienes son extremos en sus sentimientos, generalmente estos son algunos de sus pensamientos o frases preferidas: "O es mío o es de nadie"... "Prefiero destruirlo a que alguien más se aproveche de eso".

- Quienes quieren ser el centro de atención en todo, y cuando no lo consiguen se cabrean interiormente, aunque por fuera disimulen su rabieta con una sonrisa o con unas lágrimas de cocodrilo.

- Quienes se aferran obsesivamente a algo o a alguien, llámese: Persona, animal, cosas materiales, religiones, política. Pues se sienten poderosos e importantes, o creen haber obtenido algún porcentaje de Atención o de "amor" dentro de esa organización... con ese alguien o con ese "algo".

Es importante conocer estos patrones de comportamiento e identificar racional y conscientemente entre quienes nos rodean o conviven a nuestro alrededor: nuestros familiares, vecinos, amigos, parejas, conocidos, compañeros de trabajo. Es triste enterarse que las estadísticas reflejan que la mayoría de los asesinatos más crueles suceden entre personas que se conocían, que convivían o que se "amaban", más que de un crimen por asalto o por casualidad.

La idea no es que seamos la similitud de la Madre Teresa, pero encontrar la diferencia entre lo que debemos permitir a otros o controlar nuestra agresividad y dejarnos maltratar o perder nuestro raciocinio por ira, es urgentemente necesario conocerla:

Un padre o una madre que da un azote a su hijo(a) por algún acto importante es diferente a uno que golpea constante y cruelmente por cualquier motivo.


Una pareja que dice alguna grosería o reprende al otro por un acto que cree injusto es diferente al que ofende, humilla, subestima o da una bofetada al otro jurándole luego que no lo volverá a hacer, pero lo adopta como un patrón repetitivo una y otra vez.

Una religión donde te inculcan al perdón y hacer el bien a todos, es totalmente diferente a aquella que te mentaliza a que si no estás dentro de ella irás a parar a las pailas del infierno y/o no serás "salvo".

Una tendencia política donde consigues obtener deberes y derechos justos que cumplir, que respeta tus ideales y libertades de expresión y encuentras sentirte seguro, es radicalmente opuesto a aquella que te inculca a odiar o a perseguir a tus propios vecinos, que coartan tu libertad o que te reprimen porque no estás de acuerdo con sus ideales.

Y si tú te identificas dentro de este patrón de comportamientos, o con alguna tendencia a ser Violent@, es hora de que realices una introspección y busques ayuda antes de que puedas dañar seriamente a otros y por ende a tí mism@... ¡busca a tiempo AYUDA y seguro la encontrarás!.

Nunca, ningún ser humano debe permitir que su espacio, su tranquilidad o su libertad de sentirse bien -el que le pertenece por derecho propio- sea castrado ni violentado por nada ni por nadie. No permitan que alguna tendencia, persona, religión, o ideal político te obligue a Ser o a Hacer lo que te haga infelíz o vaya en contra de tus pensamientos y sentimientos.

Se cauto, analiza por un momento con tu mente y no con tu corazón a la gente que te rodea y luego toma las medidas necesarias para "sacudirte" a los violentos de tu entorno. Las Personas y el ambiente donde se desenvuelve el verdadero AMOR, debe ser de paz, de tranquilidad, de esperanza, de prosperidad integral, no de angustias ni de tristezas recurrentes. Nada ni Nadie de este mundo son indispensables para vivir bien... sólo Diós o como le quieras llamar a tu FÉ en un Ser Superior y FÉ en tus potencialidades internas para superar los mayores obstáculos y aunque seguramente saldrás herido... se convertirá en una Victoria. Cuelga tus medallas de Victoria donde las puedas ver a menudo para que te recuerden que ya tu libraste esa batalla, que aprendiste lo necesario de ello y que no deseas repetir la misma historia!

Un Adiós a tiempo a alguien o a algo, es preferible a un Adiós eterno a todo.

No hay comentarios: