martes, junio 12, 2007

Cuando la Sarten está Caliente...

Sin ánimo de una posición feminista o sexista, como le quieran llamar, hoy va este post dedicado a una de mis mejores amigas, quien hoy cumple dos años de haber sido asesinada por su "amante esposo" durante 21 años, novio desde su adolescencia de quince años y luego padre de sus hijos. Unos minutos más tarde él se suicidó, para no afrontar cobardemente las consecuencias y sin tener las pelotas de pensar en tres niños que dejaba huérfanos y sin mayor protección.

Seamos honestos! con la tecnología y los adelantos de la ciencia de este siglo y añadiendo a eso el hecho de que las mujeres de hoy estamos despertando de un milenario letargo de silencio y sumisión; por tanto, somos más las mujeres que cada día estamos "concientizándonos" sobre el vital papel de nuestra presencia en el mundo; terminar de entender -sin soberbia alguna- el hecho que sin nuestra presencia o aprobación se acabaría la humanidad.

Soy la menos adecuada para querer esculcar en el macro-magisterio de nuestro Creador, pero pienso que quizás la sabia naturaleza nos dotó de este sentimiento para asegurarse la superviviencia de la humanidad, o luego... para evitar constantes choques de trenes con nuestro otro lado de la moneda -los hombres- o porque nuestro maravilloso código ADN femenino se adaptó después de siglos, al temor, a la humillación, a las vejaciones masculinas, al sentirse menos que... o más debil que...

Hoy en día las mujeres conscientes podemos elegir si queremos o no tener hijos... con quien, en qué momento, de quien... Podemos elegir el sémen adecuado para asegurarnos una determinada genética y sexo de nuestros hijos, hasta la cantidad que deseamos, es decir... podemos autoembarazarnos... Entonces, el día que las mujeres nos neguemos a seguir teniendo hijos varones, o de no tener ninguno... de ningún sexo! por decisión propia o colectiva... ese día temblará la tierra; porque aquellos se se creen Reyes o Dioses del mundo por su caracter machista, o porque ejercen algún tipo de "poder" sobre nosotras; esos mismos tendrán que bajar sus armas y besar nuestros pies.

Definitivamente, y repito! sin ningún ánimo de pretender ser sexista ¡El Mango de la Sartén lo tenemos Nosotras! pero nunca hemos querido tomarla, la gran mayoría tienen miedo de ejercer este derecho y este poder; al contrario, la hemos cedido y nos hemos dejado apabullar por siglos y siglos... Simplemente porque así somos, porque nuestra naturaleza es Amorosa e Incondicional en su mayoría, nos enamoran fácilmente con unas cuantas palabras tiernas -que no niego que sean sinceras de principio- pero que al cabo del tiempo mientras nosotras vamos amando con mayor profundidad; sin importarnos si esa persona ha engordado,ha envejecido, ha empobrecido o está cuadrapléjico; ellos no lo piensan mucho cuando aparece un mejor panorama 90-60-90 en sus vidas.

Tampoco niego que esta realidad se presenta por el lado contrario en nuestros hombres, pero lamentablemente las estadísticas demuestran una absoluta y
arrolladora mayoría de casos en nosotras.

Es decir, la balanza no es justa... algo allí debe haber...algo allí debe ser corregido!!! de lo contrario, no le veo muy buen futuro a que las relaciones de parejas perduren más allá de unos cuantos meses o unos pocos años, o que terminemos aniquilándonos el uno trás el otro. Muchos de ustedes deben haber visto la famosa película "The Roses" y esto está basado en hechos reales!.

Ha llegado un punto crítico en que muchos hombres y mujeres que un día se amaron a morir ahora se quieren matar por haber dejado de amar... ¿nos estamos tratando como enemigos, en una guerra por amor o des-amor?... Señoras y Señores creo que va siendo hora de revisarnos interna y constantemente, lo físico tiene la maledicencia del tiempo que todo lo vuelve viejo y obsoleto, en cambio lo verdadero... lo que somos por dentro, tiene la gracia y la bendición de lo eterno que evoluciona y se embellece sutil pero constantemente.

No hay comentarios: